Blog

¿Qué es un ETF y por qué los preferimos?

El primer ETF americano (el SPDR S&P 500 ETF Trust, también conocido como SPY) se lanzó en enero de 1993, y hoy maneja más de USD 374 mil millones de dólares (un monto mayor a lo que vale Bank of America en la bolsa).

Desde entonces los ETF han crecido en popularidad hasta convertirse en la modalidad de inversión favorita entre inversionistas individuales y profesionales.

Hoy en día existen en el mundo más de 8,000 fondos ETF y es posible crear ETFs que representen casi cualquier tipo de inversión.

Algunos analistas, a favor de los ETFs, reconocen la gran eficiencia, diversificación y accesibilidad que proveen los ETFs, mientras que otros los culpan del aumento de volatilidad (movimiento) de los precios de las acciones en los mercados.

Lo cierto es que esta estrategia, antes poco conocida por los inversionistas minoristas (retail), sigue creciendo en popularidad y ya es hoy la piedra angular de muchos portafolios de inversión.

¿Qué es un ETF? ¿Por qué se han vuelto tan populares? ¿Cómo funciona un ETF? ¿Qué tipos de ETFs existen? ¿Cuáles son sus principales ventajas? ¿Cuál es la principal crítica a los ETFs? ¿Por qué preferimos invertir a través de ETFs? ¿Qué recomendamos?

¿Qué es un ETF?

Un Exchange Traded Fund o ETF (por sus siglas en inglés) es un fondo de inversión cuyas cuotas de participación son negociadas en la bolsa de valores (igual que se negocia cualquier acción).

Al igual que una empresa tiene acciones y cada acción representa un porcentaje de propiedad en esa compañía, un ETF tiene cuotas de participación y cada cuota representa un porcentaje de propiedad en ese fondo.

Cuando un inversionista invierte en un ETF, lo hace comprando cuotas de participación de ese ETF a través de la bolsa de valores.

¿Por qué se han vuelto tan populares?

Principalmente porque son la forma más eficiente, simple, liquida y segura de invertir en casi cualquier cosa.

En su gran mayoría, los ETFs representan (tienen adentro) un portafolio de inversión claro y predecible.

La facilidad de comprar un ETF (a través del mercado de valores) y la gran liquidez de estos instrumentos (posibilidad de entrar y salir en cualquier momento sin perder valor en el proceso) hace que muchas personas prefieran invertir en ETFs.

Al tener una formula simple y un gran tamaño, los ETFs pueden mantener sus costos bajos y así cobrar las comisiones más bajas de cualquier tipo de fondo.

¿Cómo funciona un ETF?

Un ETF es un fondo, manejado por una sociedad administradora de fondos (el equivalente a una SAF en el Perú). Es muy parecido a un fondo mutuo con la principal diferencia de que sus cuotas de participación se negocian en la bolsa de valores.

Cuando un inversionista quiere invertir en ese ETF, simplemente compra las cuotas de participación y cuando desea retirar su dinero las vende.

Las cuotas de participación de los ETFs son una inversión con precio cierto (siempre tienen un precio de mercado) y altamente liquida (se compra y vende fácil y rápidamente sin perder valor en el proceso).

El precio de las cuotas de un ETF se determina por el valor de las inversiones que tiene adentro (equivalente al valor cuota de un fondo mutuo), pero también por su oferta y demanda en el mercado. De esta manera el precio cada la cuota siempre representa adecuadamente el valor de las inversiones del fondo.

¿Qué tipos de ETFs existen?

Existen ETFs que invierten casi todos los tipos de inversión (bonos, acciones, metales, bienes raíces, monedas, etc). Algunos se enfocan en un solo tipo de estas inversiones, mientras que otros las combinan para lograr algún objetivo de inversión.

Existen también ETFs que invierten siguiendo casi cualquier estilo o estrategia de inversión (estrategias activas, pasivas, que siguen a índices, a industrias o a regiones, otros siguen formulas o reglas generales o reglas muy exactas, etc).

Los más populares (y más grandes) son los ETF que “siguen” a (buscan hacer y rendir lo mismo que) los principales índices de mercado. ETFs como el SPY que sigue al índice S&P 500 de las 500 principales acciones americanas, el DIA que sigue al índice Dow Jones Industrial Average de las 30 empresas más importantes y el AGG que sigue al Barclays US Aggregate Bond Index, que representa a todo el mercado de los mejores bonos americanos.

Una característica importante de los ETFs es que definen claramente lo que hacen y lo hacen siempre y de manera consistente. Es así que un inversionista puede saber claramente y en todo momento, en qué es en lo que está invirtiendo.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

Entre sus principales ventajas tenemos que:

Estas características los ponen en una posición muy ventajosa comparados a otras alternativas de inversión, y permiten que inversionistas de todo tipo (grandes, pequeños, sofisticados y principiantes) los puedan comprar y combinar en sus portafolios para lograr sus objetivos individuales de inversión.

¿Cuál es la principal crítica a los ETFs?  

Que se han vuelto muy populares. Y que al ser tan grandes y en su mayoría seguir a los principales índices de mercado, terminan teniendo mucha influencia sobre lo que pasa con los precios de las inversiones.

Un ejemplo de esto es cuando una acción pasa a ser incluida dentro de un índice. Los ETFs que siguen a ese índice tienen que incluirla automáticamente dentro de sus portafolios. Esto hace que se genere una demanda importante sobre la acción, la cual puede subir de precio rápidamente.

Otro ejemplo es cuando los inversionistas se ponen nerviosos y reducen sus inversiones vendiendo cuotas de participación en algunos ETFs. En esos casos, todos los activos (inversiones) que son parte del portafolio de esos ETFs experimentan una presión a la baja (proporcionalmente y sin distinguir mucho entre unos u otros). Y eso puede hacer que el precio de una acción baje sin importar que tal le esté yendo a la empresa.

Es así que algunos analistas sostienen que la popularidad de los ETFs tiende a “amplificar” o incrementar la volatilidad (movimiento) en los mercados.

¿Por qué preferimos invertir a través de ETFs?

Porque son los mejores instrumentos para alguien que quiere tener 100% de liquidez (poder entrar y salir en cualquier momento) y que quiere participar de manera diversificada (con poca concentración de riesgo) en los mejores instrumentos de inversión en el mundo.

Sus ventajas los hacen mucho más eficientes (ahorran costos) y efectivos (reflejan muy bien el valor), permitiendo que una mayor parte del rendimiento vaya al bolsillo del inversionista y con el menor riesgo posible.

¿Qué recomendamos?

Recomendamos invertir a través de ETFs (fondos negociados en bolsa) que son fondos eficientes (costos muy bajos), líquidos (puedes entrar y salir cuando quieras) y transparentes (composición y precio cierto).

Recomendamos además hacerlo a través de ETFs pasivos (que siguen a los principales índices de mercado) ya estas participando de las principales inversiones del mercado.

En el largo plazo está comprobado que los inversionistas que especulan “escogiendo acciones” no solo no le ganan al mercado, sino que, en la mayoría de los casos, se terminan equivocando y pierden.

Recomendamos mantener el dinero que quieres cuidar en dólares americanos, en un portafolio conservador invertido principalmente en las acciones y bonos de las mejores empresas de Estados Unidos, que es el único país que ha demostrado consistentemente su capacidad para cuidar y hacer crecer el dinero en el tiempo.

Como siempre quedamos a tu disposición para conversar más del tema y resolver cualquier consulta.